Saltar al contenido
Catar Vinos

Como limpiar correctamente las copas de vino.

Y no. No es en el lavavajillas.

limpiar copa de vino

Todo el mundo debería tener una copa en casa y saber cómo limpiarla correctamente.

No es lo que más apetece al terminar una comida con la familia y los amigos, así que se suele demorar su limpieza. Es conveniente en este caso dejarlas en agua tibia.

Y en ocasiones te habrás sorprendido al sacar esas copas de tu armario, opacas y sin brillo a pesar de que las lavaste antes de guardarlas.

Es natural que las copas se ensucien con el paso del tiempo. Sin embargo, es importante saber cómo limpiarlas correctamente antes de guardarlas, además de otros consejos que te ofrecemos a continuación.

Lo que nunca debes hacer al limpiar copas de vino

Hay cosas que jamás deberíamos hacer al limpiar las copas de vino, por su bien y por el nuestro.

  • Meter la mano en el interior de la copa para limpiar. Peligro de rotura y de corte de nuestra mano.
  • Limpiar con lana de acero, fibra o cerdas de plástico duras. Una simple esponja será suficiente.
  • Coger la copa por el tallo. Lo haremos por el cáliz. En este enlace te explicamos las diferentes partes de una copa.
  • Usar demasiado jabón. Con una gota será suficiente. y que sea un jabón suave.
  • Agua demasiado caliente. Usa agua tibia que tu mano pueda soportar bien. Si a ti te quema, a la copa también.
  • Usar el lavavajillas, sobre todo con las copas de cristal. Las de vidrio son más resistentes, pero incluso así, no dejes que hagan el ciclo de secado. Abre el lavavajillas y deja que salga todo el vapor, para acabar secándolas con un trapo limpio y que no deje pelusas.

Veamos ahora lo que sí se debe hacer.

Lavado tradicional de las copas de vino

Si no están muy sucias, tipo manchas de carmín o similares, estos son los pasos que debes seguir para dejar tus copas relucientes:

  • Enjuaga todas tus copas de cristal con agua tibia.
  • Introduce en el interior de las copas una gota de jabón neutro, y rellénalas con agua, también tibia.
  • Coge la copa por el cáliz, no por el tallo y limpia la copa empezando por la parte exterior y los bordes ayudándote de una esponja. Continúa por la parte interior de la copa. Sin meter la mano. Recuerda!. Solo la esponja.
  • Aclara la espuma generada por el jabón con mucha agua y las dejas escurriendo sobre un paño limpio boca abajo, hasta que ya no queden gotas.
  • Sécalas con un trapo de microfibra o que no suelte pelusa. Cuida todos los detalles y evita dejar marcas de huellas en la copa. Para secar el interior de la copa, introduce el trapo y ve girándola suavemente cogiendo la copa desde la parte del cáliz.

También te puedes ayudar de estos prácticos accesorios.

Trucos para abrillantar copas de cristal

Si al sacar una copa de cristal que ha estado guardada durante mucho tiempo, notas que se ha manchado o está blanquecina, pon un cazo de agua al fuego y, cuando rompa a hervir, pasa cada copa por encima del vapor de agua. Sécala inmediatamente y púlela con un paño suave, luego sujétala por la base y haz movimientos giratorios vigorosos y repetitivos.

Para obtener los mejores resultados en la limpieza de las copas de vino tinto, mezcla agua tibia, jabón para platos y vinagre blanco. Coloca cada vaso con esta mezcla en el fregadero y déjelos reposar durante unos minutos después de su uso. A continuación, límpialos con un paño seco o un papel suave para limpiar cristales. Sin embargo, si es demasiado tarde y hay manchas de vino en los vasos, sumérgelos en agua caliente con vinagre durante 10 minutos. Esto permitirá que los restos de vino se evaporen sin dejar rastro. A continuación, lava los vasos a mano como de costumbre.